¿Teniendo la opción de vivir en tantos otro mundos porque quedarnos solo en este?
A través de libros, series, películas,incluso música, tenemos la opción de crecer, de conocer historias y pensamientos nuevos. Podemos ver mas allá de lo que nosotros vemos y con un poco de suerte transformarnos en algo mejor.
En este blog una humilde servidora dará su opinión sobre lo que cada nuevo mundo que conoce le transmite. Puede que no sea la mejor, puede que no sea la correcta, pero es mía.
Siempre con respeto, pidiendo eso de vuelta.

27 de diciembre de 2016

RESEÑA: INMUNE A TI







Nº de páginas: 304
Editorial: Alfaguara (España)
Idioma oficial: inglés (The Score)
Autor: Elle Kennedy
Saga: Sí (KissMe #3)




        


Bueno, lo primero tengo que decir que definitivamente me declaro fan de esta saga, de la autora y de su forma de escribir. 

En esta ocasión nos encontramos con Dean y Allie. Conoces a ambos de salir en los libros anteriores. Dean es el típico ligón, que solo busca rollos de una sola noche, sin compromiso ni complicaciones. También es uno de los chicos del equipo de hockey y vive con Garret y Logan a los que ya conocemos y Tuck. Es gracioso, le gusta divertirse y pasarlo bien. Ha tenido una vida fácil, viene de una familia con mucho dinero, de modo que tanto él, como sus hermanos se han podido permitir todo lo que querían. Sus padres le apoyan y le quieren, por lo que no tiene traumas ni nada por el estilo, que suele ser bastante habitual en este género. Allie la conocimos en el primer libro por ser la mejor amiga de Hanna. Es una chica alegre, pero que ha tenido que pasar por la muerte de su madre cuando todavía era muy pequeña y posteriormente tener un padre enfermo. 

La historia comienza con la ruptura de Allie y su novio, Sean, desde hace tres años. Para no encontrárselo decide ir a casa de Garret, el novio de su mejor amiga. Solo hay un problema, en la casa solo esta Dean. Lo que parecía una noche muy larga, termina convirtiéndose en una noche con demasiado alcohol, que hace que hagan lo que nunca pensaron, acostarse juntos. Si bien en un principio deciden dejarlo en algo de una sola vez que nadie nunca debe saber, como imaginareis, no es así. Allie y Dean se lo pasan bien juntos. Lo que en un principio es una relación puramente sexual poco a poco va derivando en algo más. 

Tengo que decir que una de las cosas que me gusta de esta saga y de la autora, es la naturalidad con la que se habla de sexo. Este es el libro que me parece que tiene más sexo hasta el momento. Allie y Dean tienen MUCHO sexo. Todo el rato. El sexo es algo de lo más normal. Me gusta el punto de vista que la autora siempre intenta dejar, de que está bien tener todo el sexo que quieras, independientemente de tu género, que, si no se hace daño a nadie, puedes tenerlo con quien quieras, donde quieras y no hay que juzgar. En este libro además nos encontramos con un personaje femenino muy seguro de si mismo. No digo que los dos anteriores no lo fueran, pero en Allie es un rasgo mucho más marcado. En varias ocasiones demuestra estar cómoda con su cuerpo y con su sexualidad, y eso sabe transmitirlo a la cama. 

Es un libro que en general me ha gustado. No es nada nuevo. Si es verdad que pasan varias cosas, sobre todo una, que te parte en dos. Se ve una clara maduración de los personajes en el libro, como se dan cuenta de lo que quieren ellos, independientemente de lo que quieran los demás; como la vida no es siempre fácil y que hay que sobreponerse a los malos tragos.

Como ya he dicho, si los dos anteriores te han gustado, este también te gustara, y si no, pues no. Y si no le has dado una oportunidad a la saga, solo decirte que si te gusta el género New Adult este libro te gustara. La autora es una de las mejores que he visto en este género. Si bien hay algunos clichés inevitables, los malos, como el control, celos o inseguridades no están.  





4/5


*PRIMERA FECHA DE PUBLICACIÓN: 2/09/16

No hay comentarios:

Publicar un comentario