¿Teniendo la opción de vivir en tantos otro mundos porque quedarnos solo en este?
A través de libros, series, películas,incluso música, tenemos la opción de crecer, de conocer historias y pensamientos nuevos. Podemos ver mas allá de lo que nosotros vemos y con un poco de suerte transformarnos en algo mejor.
En este blog una humilde servidora dará su opinión sobre lo que cada nuevo mundo que conoce le transmite. Puede que no sea la mejor, puede que no sea la correcta, pero es mía.
Siempre con respeto, pidiendo eso de vuelta.

28 de diciembre de 2016

RESEÑA: CRUZANDO LOS LIMITES






Nº de páginas: 409
Editorial: Titania (España)
Idioma oficial: español
Autor: María Martínez
Saga: Sí (Cruzando los limites #1)




En Cruzando los limites, nos encontramos con la historia de Savannah y Caleb, dos jóvenes de mundos distintos, que pese a todo pronóstico encontraran en el otro la persona con la que pueden ser ellos mismos, sin prejuicios, sin clases sociales, sin límites. 

Savannah es una joven de 19 años, de buena familia e hija única. Sale con el hijo del pueblo, Brian. Un chico de alta cuna como ella, guapo, respetuoso, buen estudiante, que nunca se ha metido en problemas y con un brillante futuro por delante. O bueno, salía hasta que se acostó con otra. Sav no entiende porque todo el mundo insiste en que le perdone y vuelva con él y la gente la señala como la mala de la película cuando fue a ella a la que engañaron. 

"¡Bienvenidos al siglo de la igualdad! […] Los hombres se comportan como niños caprichosos para los que nunca había consecuencias por sus actos. ¡Pobrecitos, nunca saben lo que hacen! 

¡Y un cuerno!"

Caleb es todo lo contrario. Vive en lo que se conoce como el barrio. De familia pobre y con problemas. Tuvo que vivir bajo la amenaza de un padre violento y protegiendo a su madre y a su hermano pequeño desde que era solo un niño. Es temperamental y en ocasiones hasta violento.

"Tienes que gritar más fuerte que los demás si quieres que te escuchen, tienes que pegar más fuerte que los demás si quieres que te respeten, tienes que dar más miedo que los demás si quieres que te teman."

Cuando estaban en el instituto, Sav estaba, en secreto, enamorada de Caleb. Cuando años después se vuelven a encontrar las cosas no han cambiado tanto. La historia no es nada nuevo. Desde el primer momento que se ven los personajes sienten esa atracción sexual. Pese a que en primer momento pueda parecer una relación cliché y "frívola" no lo es. Savannah ha estado toda su vida enamorada de Caleb, de forma platónica, pero siempre latente. Por su parte, Caleb, se fija en ella porque es una muchacha guapa, con un cuerpazo, y que, a diferencia del resto, no se derrite con una sonrisa suya, o al menos, no lo muestra. De modo, que no me parece una relación tan imposible.

Savannah es un personaje que sorprendentemente me ha gustado. Si bien, se ha pasado toda su vida haciendo y aparentado lo que otros querían, poco a poco, va encontrado su personalidad y la forma de sacarla y hacerla ver. No es chica débil y manipulable. Sabe lo que quiere y va a por ello. Caleb por su parte, también me ha gustado, pero menos. La parte violenta e impulsiva no me ha gustado. Entiendo que sea así con la vida que ha vivido, de verdad lo entiendo, pero no me gusta. Eso sí, cuando esta con Sav es puro amor

"-Creí que nunca dabas el primer beso.
-Yo también, pero parece que contigo no dejo de cruzar mis propios límites."

El libro, pese a que es bastante denso, no se hace pesado en ningún momento. María Martínez tiene una pluma estupenda y sabe cómo usarla para enganchar y sorprender al lector. Durante todo el libro hay varios plot twist, que si bien en algún momento me los había imaginado, fue de casualidad, y no por ello fueron menos sorprendentes cuando los leí.

Es un libro puramente Young Adult, divertido, rápido de leer y que engancha hasta el último punto. 


Es un libro puramente Young Adult, divertido, rápido de leer y que engancha hasta el último punto. 


4/5


*PRIMERA FECHA DE PUBLICACIÓN: 5/09/16

1 comentario:

  1. Este libro me viene persiguiendo y al final me voy a dejar convencer. Muchas gracias por la entrada.
    un saludo

    ResponderEliminar